Colombina era una hermosa paloma blanca de la paz…

ISABEL MARLUD

Colombina cuenta la historia de una paloma blanca de la paz que sufre por un lado la crueldad humana pero que posteriormente sale adelante gracias al cariño y la implicación de un niño. Este cuento de María Dolores Perez y con ilustraciones de Juana Mari Egea, pretende hacer llegar a los más pequeños valores como ternura, la compasión y la calidez humana. Este es el primero de los libros que tienen pensado publicar con la editorial Ushuaia. Hemos estado con María Dolores, quién nos comentaba que en menos de un mes saldrá a la luz El sonido de las Mariposas, su próximo libro, que será de poesía y dedicado a los más pequeños.

¿Qué la llevó a escribir el cuento?

—Muchas circunstancias, sobre todo la maternidad, porque contaba muchos cuentos a mis niños y me plantee contarles los que yo misma escribía.

¿Cuál es el mensaje esencial que quiere transmitir a los niños con Colombina?

—Que sean conscientes de que un mundo en paz no está siempre ahí, sino que hay que trabajarlo y cuidarlo para que eso sea una realidad, porque de hecho hay muchos niños que no tienen el privilegio de vivir en un mundo en paz. Yo siempre quiero transmitir en los cuentos sobre todo valores humanos y en el de Colombina, quiero resaltar la perdida de la libertad, qué el esfuerzo te lleva a conseguir cosas, la ley del mínimo esfuerzo no vale para todo, y la compasión ante una situación desfavorecida para, en este caso, una paloma y la esperanza puesta en el futuro de un niño.

—Ha disminuido notablemente el consumo de libros por parte de los más pequeños, ¿qué cree que se debería hacer para incentivar a los niños a la lectura?

—Pues simplemente que los mayores nos implicásemos en esa tarea de acompañar a los niños a introducirse en el maravilloso mundo de la literatura, pero claro, tenemos muchas ocupaciones y la cantidad de tiempo que empleamos en esos niños va bajando. De hecho, el próximo cuento que se titula Cuento contigo mamá tiene como mensaje esencial que da igual el cuento que se lea, lo importante es que esté esa mamá, ese papá o ese hermano que acompañen al niño en la lectura. Al fin y al cabo, cuando se es tan niño lo único importante es que no estés solo y ahora no tenemos ese contacto humano que deteriora los valores que hemos tenido como principios para vivir.

—Entonces, ¿tiene pensado seguir escribiendo cuentos infantiles?

—Por supuesto, ya te he comentado el de antes pero tenemos esbozados muchos porque  esta es una idea que yo tenía ya cuando vivía en Madrid y me puse en contacto con Juana Mari Egea, nosotras no nos conocíamos, pero a raíz de esto hemos mantenido una buena amistad. Yo le propuse a Juana Mari que ilustrara mis historias, le pareció una idea estupenda y desde entonces estamos trabajando, aunque no hayamos publicado nada hasta este año, y hemos disfrutado haciendo los libros. Nos hemos juntado: nuestro té, nuestra tertulia, nuestro intercambio de ideas…y ha sido una experiencia muy gratificante.

¿Cree que es más sencillo escribir para el público infantil o para el adulto?

—Pues, el público infantil es muy exigente y el bestseller aquí no funciona. Hay un estereotipo de libro comercial, que se vende, con una estructura predeterminada y muchas veces cuando he intentado leer un libro que está de moda, que todo el mundo tiene interés en leerlo, yo no he podido seguir adelante porque no soporto estar viendo la estructura y los esquemas en los que se sustenta todo el entramado de por ejemplo una novela. Entonces el bestseller funciona de boca en boca en los adultos, pero esto en los niños no funciona para nada. ¿Qué libro puedes aconsejar tu a un niño por ventas? Ninguno, ni por que sea famoso el autor ni por nada. Desafortunadamente no hay venta de libros infantiles, la tasa es muy baja y el mercado no funciona demasiado bien, porque hay un avasallamiento de información, televisión, consolas, muchas actividades extraescolares y tienen el horario tan saturado que al final, la media hora que les llevaría leer un libro antes de irse a la cama pues están durmiendo o sus padres no disponen de tiempo. Ellos son más exigentes, ven el libro y, o les gusta o no les gusta. Nosotros investigamos, nos guiamos por lo que nos comentan y la crítica funciona. Nos guiamos por los medios de comunicación, que a fin de cuentas los medios son los que en realidad mueven el mundo. Pero yo he intentado con mucho esmero atender a sus necesidades, por eso no aparece la figura humana, para que el niño se proyecte fuera. No aparecen figuras y el niño está viendo los dibujos, si no sabe leer, o leyendo susprimeras palabras, por eso he elegido la letra escolar, pero tiene que implicarse y hacer la historia suya. Tiene que ser ese niño que encuentre la paloma, que la coja, que la cuide, porque no hay imágenes humanas. Si apareciese un niño dibujado, ya no sería él,sería la historia de otro.

― Si hubiese tenido que escribir uno de los cuentos de su infancia, ¿Cuál habría
sido?

― Pues de los clásicos no me gustaba ninguno. Son tan trágicos e inspiran tanta culpabilidad… a mí me impactó La vendedora de fósforos. Cuando era pequeña no asimilaba la historia y me sentía culpable de no poder hacer nada, de tener yo un plato de sopa y una cama donde dormir y ella estar en la calle tirada sin nadie que la ayudase. Me traumatizó bastante. En Blancanieves, La Bella Durmiente, Caperucita Roja… veo tanto machismo y sumisión por parte de la figura femenina que no me parecen adecuados en los tiempos en los que estamos. El Patito Feo me gustaba, pero por otra parte no me agrada que lo físico predomine sobre todo, podría seguir siendo feo y conservar los buenos valores que tenía. Y bueno, entre los cuentos que más me gustaron están por ejemplo La Princesa y el guisante, pues me gustan las personas sensibles que son capaces de percibir lo que nadie podría y Hansel y Gretel porque creo que transmite un mensaje especial: que la inteligencia es capaz de superar todos los obstáculos para ganarle la partida al mal.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Moratalla y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s