Criticar por criticar

Mari Cruz Pérez Sánchez/Concejal de Cultura en el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz

Al leer el artículo publicado en el anterior número de El Noroeste sobre ciclo «A la luna de Barranda» me viene a la cabeza aquella conocida canción de Fangoria titulada Criticar por Criticar, en la que Alaska se autoculpaba incesantemente de «malgastar su talento criticando a los demás».

Cultura, de urbanismo, arquitectura, medio ambiente…da igual el tema, da igual el proyecto, qué más dan las ilusiones o los esfuerzos de las personas que hay detrás. El objetivo es aprovechar cualquier ocasión para criticar, echar por tierra la labor del equipo de Gobierno del Ayuntamiento y a ser posible ofrecer una imagen negativa de nuestro municipio. ¡Cuánto tiempo perdido, cuanto talento malgastado! Pero está visto y comprobado que el tiempo pone y seguirá poniendo a cada uno en su lugar y que los ciudadanos saben que detrás de las instituciones estamos personas que queremos y deseamos lo mejor para nuestro municipio.

En esta ocasión, y no es la primera vez, la crítica le ha tocado al ciclo «A la luna de Barranda», según la persona que firma el artículo, y cito textualmente, «celebrado más por empleo de voluntades personales que por el apoyo de las instituciones locales». Nada más lejos de la realidad. La celebración de los conciertos en el museo ha sido una apuesta decidida de la persona que firma este artículo y del equipo de personas que me acompañan en este camino por la política local. Un empeño del Ayuntamiento, que ha sorteado los obstáculos propios de la crisis, y ha querido con un presupuesto muy austero, darle continuidad a una actividad que goza de la aceptación y apoyo del público.

Hace unos meses el mismo articulista insinuaba que el ciclo no se celebraría y, como afortunadamente no ha sido así, ahora las críticas se centran en que falta un logotipo en tal folleto o si me he ausentado de los conciertos (desconocimiento, claro está, las circunstancias personales que a ello me han llevado). Y es que algunos siguen empeñados en disfrazar la realidad, en dar una imagen oscura y en no querer ver el trabajo que se ha hecho en Barranda. El proyecto de recuperación patrimonial en la Cabezuela, el Museo de la Música Étnica-Colección Blanco Fadol, los conciertos «A la luna de Barranda», la publicación del libro Barranda en la historia de Ignacio Ramos y Antonio Aznar o la declaración de Interés Turístico Nacional de la Fiesta de las Cuadrillas son algunas de las iniciativas que siempre han contado con el respaldo y el apoyo de este equipo de Gobierno y de los que le precedieron.

«A la luna de Barranda» ha superado este año los 2.400 entradas. Un éxito, le pese a quien le pese. Y se lo quiero agradecer de corazón a los miembros de cuadrillas y a todos los músicos que atendieron amablemente mi llamada y mi petición de colaboración. Y, cómo no, mostrar mi sincero agradecimiento a todas personas que cada sábado de agosto han llenado el patio del Museo de la Música Étnica, y muy especialmente al público de Barranda, siempre participativo e interesado en las propuestas culturales.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Caravaca. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s