Esperando a Valcárcel como a Godot

JAIME PARRA

El drama cotidiano puede tener la cara de ese trabajador de Caravaca Jubilar al que deben fiarle en la farmacia o en la tienda de comestibles porque le deben un mes, o tal vez dos.

La farmacéutica, el tendero, que son del pueblo, conocen su situación y la de los otros trabajadores de Caravaca Jubilar y Cofradía. También la conoce el empleado del banco o de la caja y se compadecerá de su situación (más si trabaja en la CAM, cuya gestión recuerda al banquero anarquista de Pessoa). Pero el banco no entiende de que el empleado de Caravaca Jubilar, cuando cobra, lo hacer tarde, y los intereses de ese préstamo se convierten en una cuerda que ahoga el resto del mes.

Esperan la llegada del presidente Valcárcel. No como si fuera Mr. Marshall, pero aseguró que el viernes 23 de septiembre trataran el tema (que resuelvan algo, además de tratar…) en un Consejo de Gobierno en Caravaca de la Cruz monográfico sobre Caravaca de la Cruz).

Además, mejor que no saber, que en esas están desde que un trabajador denunciara hace mese que no cobraban. Oscurantismo con la prensa, con la oposición, sobre todo con los trabajadores y sus familiares…

Quizá tras la «actuación» de su gerente, Juan Rigabert, en Cadena Ser Noroeste, poco después de que el trabajador destapara los retrasos en el cobro, echara para atrás a los políticos. «Una posibilidad que hay es que nos apretemos todos el cinturón» o «Adecuar la estructura de la empresa a la realidad de 2011, no de 2003 o de 2006». Algunas de las frases del Gerente, que olvida que la previsión sobre lo que ocurrirá en el futuro también es parte de sus responsabilidades.

Ya en campaña electoral, el presidente Valcárcel visitó Caravaca y adelantó la posibilidad de que en el futuro se privatice. «No hay menoscabaos, no hay temor por lo que preocuparse con respecto del futuro de Caravaca Jubilar». No desaparece Caravaca Jubilar, sino la participación de la administración regional. Pero asegura los museos continuarán abiertos y, es más, se muestra ambicioso: 2003, referente regional; 2010, referente nacional; 2017, internacional.

Una larga espera, entonces, para los trabajadores hasta el 23. ¿Piensan reunirse antes de ese día? Para qué si nada saben. ¿Y esperar en las puertas del Ayuntamiento la llegada del Presidente y la finalización del Consejo de Gobierno? Tampoco, en los pueblos se temen las represalias. ¿Se reunirá el Consejo de Administración antes del 23? Si lleva un año sin reunirse, solo faltaba que lo hiciera un día antes y se filtrara a la prensa que entre Caravaca Jubilar y la Puerta de Moratalla no existen demasiadas diferencias. Por lo menos para los trabajadores.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Caravaca. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s