Ermita de Ntra. Sra. de la Concepción: Cehegín: 1500-2011 Entre Cisneros y Ambel

Portada segunda edición

Jesús García Pérez

Os acompaño hoy, lectores, al espíritu de mis últimos trabajos; un templo renacentista con muros y sentidos ilustrados, un balcón a nuestra ciudad de Cehegín, un mirador, un mirador a su vega, un mirador a la vida, un balcón al alma.

Atraídos por la proliferación de tanta promoción, márquetin y publicidad de ese “Cehegín Turístico”, llegamos a la población que griegos llamaron “Theogí”, en ella la amabilidad de sus gentes nos conduce por el trasiego de la empinada cuesta del parador, salpicada en sus extremos por imponentes fachadas, testigos aún vivos de la importancia que calles como esta tuvieron en siglos pasados, dando residencia a una distinguida clase alta, promotora en un retardado sistema feudal del progreso de este tipo de villas.

Remontando la cuesta todo Cehegín nos abre un mundo, un mundo con corazón medieval, sangre renacentista y piel barroca. Los gestos de sus formas y su paisaje parecen querer contarnos una historia, su historia de griegos, romanos, begastrenses, árabes, cristianos, mártires, nobles…  Su historia de lances de honor, romances y batallas.

Al fin llegamos a la conocida plaza del “Mesoncico” desde allí, y mediante una escalonada pasarela ascenderemos a nuestro celeste terrenal, el paseo cuyo nombre proviene de la edificación que lo corona y despunta, Ermita de Ntra. Sra. de la Concepción. Nos cuentan que en este paseo-mirador, actualmente modificado se dieron cita en siglos pasados los principales eventos festivos, religiosos y civiles de la localidad. Es un lugar emblemático para jóvenes, adultos y ancianos, además de ser el emplazamiento en el que hasta los años 50del siglo pasado se encontraron los edificios del hospital de la Caridad, la casa de la música, el teatro Calderón o el colegio Pérez Villanueva.

Tras un reconfortante descanso en el balcón de la vega de Cehegín nos disponemos a penetrar en el templo que construido treinta años más tarde que el hospital de la Caridad, allá por el  1538 sería consagrado por un obispo Oriolano, titular de Modrusia en 9 de enero de 1556.

Bajo su fachada una portada renacentista nos anticipa la experiencia, trece rosas blasonan un arco revestido por dos columnas de orden corintio cuya leyenda cuenta que fueron traídas de las ruinas de la cercana población de Begastri y que entorno al siglo IV D.C. formarían parte en este caso de la edificación consagrada en aquella ciudadela como templo a Júpiter.

Cruzando la cancela que a modo de velo encontramos bajo el coro alto, la visión de la nave central desconcierta los sentidos más yuxtapuestos, sus capillas nos envuelven en el arte colorido y vistoso de pinturas mural al “trampantojo”, de columnas de orden jónico, dórico y corintio, de artesonados mudéjares, de arcos y bóvedas de yeso, de vida.

Su historia más resumida nos es transmitida así:

Su origen se remonta al año de 1508 en que el Cardenal Cisneros, visita nuestra villa en busca de voluntarios para la santa cruzada con la que reconquistaría para el reino de Murcia la portuaria norteafricana ciudad de Orán, muchos cehegineros le acompañan y finalmente en mayo de 1509 toman la ciudad siendo algunos de ellos capturados y otros caídos en batalla. A la vuelta a España el capitán Cisneros también regresa a Cehegín, aquí en memoria a los caídos y agradecimiento a los combatientes fundara el hospital de la Caridad a cuyo cuidado pondrá a la también fundada por el cofradía de Ntra. Sra. Dicha cofradía cobrara importancia en la villa y gracias a ello podrá en 1538 iniciar el proyecto de una Ermita en advocación de su titular, una Ermita cuyas obras, repletas de historias casi comparables a las de las masónicas construcciones de las catedrales medievales la envolverá hasta su consagración en 1556.

Posee este templo de la reina del cielo una capilla de gran importancia canónica, la capilla de San Juan de Letrán, situada en el cuarto tramo de pared del lado del evangelio es de amplias dimensiones y bajo ella, salvando los desniveles del terreno geológico fueron construidas dos criptas de enterramientos, las Criptas de San Ramón y San Juan.  Documentación rubricada por S.S. el Papa Gregorio XIII nos expone bajo que privilegios fue consagrada en 1586, estos privilegios a la advocación de San Juan de Letrán no han sido derogados y gozan de ser los mismos que la basílica romana de la misma advocación posee.

Nos cuenta también la historia documental la leyenda del hidalgo Martín de Ambel y Bernad y su vinculación a esta Ermita, su cárcel sagrada. Es en resumidas cuentas su historia la de un lance de honor.Corría la noche del 23 de abril de 1623 cuando en ese lance Don Martín mató a espada al alférez mayor de la villa, Don Alonso de Góngora. Para que las autoridades civiles, en su mayoría familiares del difunto no pudieran apresarlo y matarlo, este hidalgo se refugió junto con su padre bajo la protección de lo que en aquel siglo se denominaba derecho a sagrado, permaneciendo en el interior de un lugar consagrado donde no podrían ser apresados ni juzgados. Su leyenda es más extensa pero para este no es el caso, solo contaros que tras algunos pleitos Don Martín tuvo que residir durante sus 38 últimos años de vida en la Ermita de la Concepción y sus dependencias, aquícontrajo matrimonios con Catalina Gil e Isabel Fajardo, escribió el famoso manuscrito “Antigüedades de la Villa de Cehegín” y finalmente aquí, fue enterrado en la cripta de San Juan.

Toda la información que os expongo es complicada para mi prematura escritura, suelo extenderme demasiado en halagos a la Filosofía de la Historia y eso, acorta mis extensiones permitidas, por ello también os haré participe a finales de este mes de Octubre de la segunda edición, ampliada y revisada, de un libro y ensayo histórico dedicado a esta Ermita y su extensa y a la vez sorprendente historia bajo el título de Entre Cisneros y Ambel.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cehegín y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s