Tres niñas en el Hospital Comarcal tras una reacción adversa al ser vacunadas contra el virus del Papiloma Humano

Puerta de Urgencias del Hospital Comarcal

Enrique Soler

Tres niñas de edades comprendidas entre los 12 y 13 años, están siendo atendías en el Hospital Comarcal del Noroeste, debido a una reacción adversa tras ser vacunadas contra el virus del Papiloma Humano. Dos de las  chicas permanecen ingresadas en observación desde el pasado sábado, la tercera que estuvo hospitalizada durante el fin de semana y que fue dada de alta, volvió a ser ingresada en la mañana de ayer para permanecer en observación. Las jóvenes fueron vacunadas en el mismo día, en el I.E.S. Ginés Pérez Chirinos de Caravaca.

Las vacunas administradas pertenecen a un lote, que se ha suministrado a más de 100 niñas en la ciudad y a más de 40.000 en toda España, siendo estos los únicos casos donde han aparecido una reacción adversa. El Gerente del Área IV de Salud, Pedro Pozo manifestó que “las jóvenes evolucionan favorablemente, están en tratamiento sintomático y estamos siguiendo su evolución por los efectos que les ha causado la administración de esta vacuna”, también explicó que las adolescentes adolecen de “dolores de cabeza intensos, mareos y necronías (temblores musculares), descartando los riesgos más graves como encefalitis, que puede aparecer cada 1/1.000.000 de casos”, aclarando que “cualquier medicamento o vacuna puede tener reacciones adversas clasificados como bastantes frecuentes y no graves”. Según el Gerente del Área IV, la vacuna se suministra para impedir el virus del papiloma, que genera unas verrugas genitales que son precursoras con los cambios que producen en las células del cáncer de cuello de útero, “aunque pueden producir más canceres en la esfera genital”, dicha vacuna se suministra a edad temprana, sobre los 13 años (este año se están vacunando a las niñas nacidas en 1998), “antes de que se empiece a tener una actividad sexual normal”. Con esta vacuna  se llegan a cotas de prevención del 70%,  “teniendo en cuenta que el cáncer de útero es una enfermedad bastante agresiva, creo que el coste riesgo beneficio se puede asumir”, aclaró Pozo que concluyó manifestando “estas reacciones están descritas y en ningún caso deben de inducir a que dejen de vacunarse.” La Consejería de Sanidad de Murcia comunicó que se han vacunado a 32.000 niñas frente al virus del papiloma humano (tres dosis por cada niña).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Caravaca, Comarca del Noroeste. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s